Beneficios de utilizar nitrógeno en tus llantas:

  • Mayor optimización del consumo de combustible
  • Mantiene por más tiempo la presión correcta las llantas
  • Mayor estabilidad en la presión de las llantas a diferentes temperaturas
  • Protege los rines contra la oxidación
  • Mayor constancia en la temperatura de las llantas
  • En caso de pinchadura, la llanta se desinflará más lento que con aire común

Recomendaciones en el servicio: Si inflas las llantas con nitrógeno puedes hacer la revisión de la presión cada 3 meses. No esperes más y solicita este servicio pues, al utilizar nitrógeno evitamos muchos riesgos que pudieran ocurrir en carretera.

 

Algunas características que te harán pensar si deberías usar nitrógeno en tus llantas o no, es que este gas no tiene humedad por ende no genera tanto vapor de agua dentro de la cámara de la llanta y de esta forma evita que los metales se oxiden y que el caucho se deforme a largo plazo.

Otro de los beneficios que te puede ofrecer es que al ser un gas frío no se contraerá cuando esté en movimiento, es decir que la presión se mantendrá constante durante más tiempo con un escape ligeramente menor que el aire común. Por lo tanto, esta cualidad puede representar un gran beneficio para los autos que se mueven en climas cálidos.

Descarga
nuestra app

Disponible en: